Ir al contenido principal

Hermana, yo sí te creo.

  • Infame el fallo emitido en el caso de "la Manada". La diferencia entre la agresión sexual (violación) y el abuso sexual es que en la primera hay violencia o intimidación. Si somos rigurosas con la letra de ley, puedo aceptar que no haya habido violencia, ¿pero intimidación? Precisamente este caso es el paradigma de la intimidación. Cinco hombres rodeándote en un portal, en milésimas de segundos entiendes que te van a violar. O te sometes o te matan. 
    Que nos expliquen los señores magistrados cuál es el grado de violencia que debemos soportar, o cuál es la naturaleza e intensidad de la resistencia que debemos oponer para que después de que cinco energúmenos te penetren a antojo, se considere violación y que se les imponga una pena en consecuencia. 
    El mensaje es claro: si no te matan no es violación; si intentas rehacer tu vida (recordemos que se juzgó la conducta de la víctima durante el proceso judicial), no hay violación. 
    Basta ya de una justicia patriarcal que no nos ampara a las mujeres ni en los casos más sangrantes. Basta ya de una sociedad machista que justifica a los agresores. Basta ya de la creencia de que los cuerpos de las mujeres y nuestras vidas son de libre disposición para los hombres; porque detrás de todo esto subyace esa idea. Siglo XXI y seguimos sin pertenecemos a nosotras mismas. Le pedimos a la Justicia que nos reconozca al menos eso y otra vez, nos da la espalda. No es que nos otorguen más o menos derechos, es que tan siquiera nos han "concedido" lo más básico: vivir sin miedo. Compañeras, a la calle. 





Comentarios

Entradas populares de este blog

Primera Marcha Abolicionista.

Desde Mujeres por la Abolición, convocamos una Marcha Abolicionista de la prostitución y de los vientres de alquiler el próximo 11 de mayo, en Barcelona. El movimiento feminista asiste a un momento histórico de expansión y popularización. Por esto, creemos necesario insistir en el carácter abolicionista de nuestro movimiento e impulsar diferentes iniciativas diseñadas a tal efecto.  Os pedimos que nos acompañéis el 11 de mayo, día en el que denunciaremos el sistema prostitucional y el mercado ilícito de los vientres de alquiler y marcharemos por el fin de la explotación sexual y reproductiva de las mujeres. 
Entendemos la prostitución como una forma de violencia extrema contra las mujeres y niñas. Es una institución fundacional patriarcal que explota económica y sexualmente a las mujeres. Un comercio ilícito construido por y para los hombres, cuya materia prima son los cuerpos de las mujeres y niñas. Además, la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la prostitución son…

La abolición de la prostitución es irrenunciable.

Ada Colau será, de nuevo, la alcaldesa de Barcelona. Asegura que Barcelona seguirá siendo una ciudad feminista y las feministas nos preguntamos en qué momento lo ha sido. El Ayuntamiento de una ciudad feminista ha de comprometerse firmemente con el cumplimiento y la defensa de los derechos de las mujeres y niñas, y luchar activamente por el fin de la opresión sexual. Sin embargo, el Ayuntamiento de Barcelona se ha convertido, a través de sus políticas, en perpetuador de la opresión sexual que dice que pretende erradicar. Las feministas sabemos que la prostitución es una institución fundacional patriarcal que ordena servicio sexual de mujeres a hombres, somos conscientes de que la prostitución es una práctica social opresiva cimentada en la explotación sexual de mujeres y niñas, que instituye un derecho de libre acceso a nuestros cuerpos; apuntalando así, la desigualdad entre sexos que se afirma incompatible con la democracia. La teoría feminista lleva 300 años conceptualizando en est…

Los testimonios de las "ex-actrices" lo dejan claro: la pornografía es violencia.

Seguro que los defensores del porno conocen a Mia Khalifa, una de sus "estrellas". Espero que ahora, tengan la decencia de escucharla. Habla de miedo, intimidación, abuso, de estrés postraumático. Explica lo que las feministas denunciamos: el porno es violencia, misoginia exacerbada. 
Subí este vídeo y este texto hace unas horas a Twitter. Tengo las menciones plagadas de varones ofendidos descalificándome de las más variadas formas. Sin duda, mi favorita es la de "neomonja" 😂, porque reivindicar una sexualidad libre de violencia te convierte a ojos de quien no está dispuesto a aceptarlo, en puritana o "feminazi" exagerada. No les ofende el abuso, sino la denuncia del abuso. Se proclaman arduos defensores de la "libertad" de las mujeres, la libertad de serviles sexualmente, claro. Resulta patético ver las tentativas de defensa y legitimación de la violencia sexual que supone el porno. Sean seres humanos decentes, cociéncense y repudien el porno. …