Ir al contenido principal

El abolicionismo en el corazón del feminismo.

Extraordinarias las Jornadas Internacionales sobre prostitución organizadas por Rosa Cobo en la Universidad de A Coruña. Todas las ponentes fueron magníficas y el cierre hecho por Rosa Cobo, magistral. Explicó como el corazón del feminismo es abolicionista.
Cuando ni siquiera existía la palabra feminismo, Mary Wollstonecraft ya definía la prostitución como una forma de violencia brutal sobre la mujer. Igualmente lo hicieron las feministas marxistas como Zetkin o Rosa Luxemburgo, las sufragistas, Simone de Beauvoir y las radicales como Kate Millett o Mackinnon. El regulacionismo se desarrolla posteriormente y muchas nos negamos a llamarle postura feminista porque legitima la compraventa de las mujeres para uso sexual de los hombres y perpetúa su privilegio de acceso a nuestros cuerpos. Son 300 años de teoría feminista y 300 años de abolicionismo, pese a quien le pese.
Estos días estamos viendo una campaña a favor de los vientres de alquiler con la clásica proclama feminista "nosotras parimos, nosotras decidimos". Lo mismo pasa con la prostitución cuando dicen que es una libre elección que incluso empodera a las mujeres. Esto es simplemente apropiación mezquina de nuestro discurso y un nuevo disfraz del patriarcado, que sabedor de que no atendemos a órdenes directas y que identificamos al instante las viejas estrategias, opta por una nueva: disfrazar la opresión sexual de transgresora y disidente. Pero la naturaleza de las cosas no cambia por referirnos a ellas con otros términos. La explotación sexual y reproductiva sigue siendo violencia, esclavitud y sometimiento. Las maestras abolicionistas nos enseñaron a identificar esto, por ellas y por las que vienen tenemos que comprometernos: ¡la lucha abolicionista continúa!

               En la imagen mis compañeras Lydia y Cynthia de Mujeres por la Abolición,
la autora Kajska Ekis Ekman ("El ser y la mercancía") y yo misma.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Primera Marcha Abolicionista.

Desde Mujeres por la Abolición, convocamos una Marcha Abolicionista de la prostitución y de los vientres de alquiler el próximo 11 de mayo, en Barcelona. El movimiento feminista asiste a un momento histórico de expansión y popularización. Por esto, creemos necesario insistir en el carácter abolicionista de nuestro movimiento e impulsar diferentes iniciativas diseñadas a tal efecto.  Os pedimos que nos acompañéis el 11 de mayo, día en el que denunciaremos el sistema prostitucional y el mercado ilícito de los vientres de alquiler y marcharemos por el fin de la explotación sexual y reproductiva de las mujeres. 
Entendemos la prostitución como una forma de violencia extrema contra las mujeres y niñas. Es una institución fundacional patriarcal que explota económica y sexualmente a las mujeres. Un comercio ilícito construido por y para los hombres, cuya materia prima son los cuerpos de las mujeres y niñas. Además, la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la prostitución son…

La abolición de la prostitución es irrenunciable.

Ada Colau será, de nuevo, la alcaldesa de Barcelona. Asegura que Barcelona seguirá siendo una ciudad feminista y las feministas nos preguntamos en qué momento lo ha sido. El Ayuntamiento de una ciudad feminista ha de comprometerse firmemente con el cumplimiento y la defensa de los derechos de las mujeres y niñas, y luchar activamente por el fin de la opresión sexual. Sin embargo, el Ayuntamiento de Barcelona se ha convertido, a través de sus políticas, en perpetuador de la opresión sexual que dice que pretende erradicar. Las feministas sabemos que la prostitución es una institución fundacional patriarcal que ordena servicio sexual de mujeres a hombres, somos conscientes de que la prostitución es una práctica social opresiva cimentada en la explotación sexual de mujeres y niñas, que instituye un derecho de libre acceso a nuestros cuerpos; apuntalando así, la desigualdad entre sexos que se afirma incompatible con la democracia. La teoría feminista lleva 300 años conceptualizando en est…

Multiculturalismo y velo.

Recupero este artículo de 2011 de la maestra Celia Amorós (lo dejo al final de la publicación) , donde da una serie de pautas para centrar el debate sobre el velo y abordarlo desde la perspectiva feminista.
En primer lugar, debemos diferenciar los términos "multiculturalidad" y "multiculturalismo". Como explica en el artículo, con el término multiculturalidad "hacemos referencia al hecho sociológico de que diferentes culturas coexistan en el mismo ámbito geográfico. Cuando usamos el término multiculturalismo estamos denotando una tesis normativa acerca del modo en que deberían coexistir las diferentes culturas y, por vía de implicación, cómo tendrían que gestionarse políticamente tales diferencias". Por tanto, mulculturidad es un término descriptivo y multiculturalismo, un término normativo. En palabras de Amelia Valcarcel, "el multiculturalismo es un juicio sobre el hecho innegable de la multiculturalidad. Consiste en afirmar que es buena en sí y que…