Ir al contenido principal

Es por todas.

Los "sindicatos de trabajadoras sexuales" tienen un único objetivo: legalizar la prostitución. ¿Alguien las ha escuchado hablar de medidas concretas para la mejora de las condiciones de las mujeres prostituidas? No pueden, y me explico.
Un sindicato es una organización que defiende los derechos e intereses de los trabajadores frente a sus empleadores. Aquí, los "empleadores" son
los proxenetas. ¿Cómo podremos hacer cumplir contratos jurídicamente vinculantes cuando una de las partes es la mafia proxeneta? La propia Concha Borrell ha reconocido que la relación laboral es la de trabajo por cuenta ajena. En prostitución, esto se llama proxenetismo y nada se le puede exigir a unos "empleadores" que se lucran con la explotación sexual de las mujeres. Sigamos con el análisis de las mejoras concretas. ¿Establecerán un número de coitos forzados diarios? ¿Como cumplirán con la ley de prevención de riesgos laborales cuando el "trabajo" per se es un riesgo para la vida y la salud de las mujeres? Hablan de derechos laborales cuando lo cierto es que las mujeres por cuenta propia pueden afiliarse a la Seguridad Social como cualquier otra trabajadora. ¿Qué pretenden pues cuando aluden a la "sindicación o al "trabajo sexual"?  Sencillamente, están cambiando los términos del debate. Consiguen, hablando de sindicatos que la prostitución sea vista como un trabajo en lugar de como lo que es, una forma de violencia. Pretende dotar de credibilidad y respetabilidad a los defensores de la prostitución. Pero las evidencias destrozan estas pretensiones. AMMAR ("sindicato de trabajadoras sexuales" argentino) por ejemplo, tiene varias imputaciones por trata de seres humanos con fines de explotación sexual y, en el caso español se está demostrando quién está detrás de OTRAS. No podemos permitir que hable de consecución de derechos quienes pretenden legitimar social y jurídicamente una práctica social e institución patriarcal que los vulnera. Cambian los términos del debate para no conceptualizar, para no explicar qué es la prostitución. Hablar de "trabajo sexual" no hará que la prostitución deje de ser una manifestación brutal de la desigualdad donde las mujeres sirven sexualmente a los hombres. Recentremos pues el debate. El sometimiento y la explotación sexual no se se sindica ni se regula, se lucha por abolirla. La violencia ejercida previo pago sigue siendo violencia. Por tanto, ni se excusa ni se debate, se combate.
Fuerte y claro: #ProxenetasNo #EsPorTodas

Declaraciones de Concha Borrell y respuesta de la abogada Nuria González.
Quién está detrás de OTRAS. Artículo de Anna Prats.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Primera Marcha Abolicionista.

Desde Mujeres por la Abolición, convocamos una Marcha Abolicionista de la prostitución y de los vientres de alquiler el próximo 11 de mayo, en Barcelona. El movimiento feminista asiste a un momento histórico de expansión y popularización. Por esto, creemos necesario insistir en el carácter abolicionista de nuestro movimiento e impulsar diferentes iniciativas diseñadas a tal efecto.  Os pedimos que nos acompañéis el 11 de mayo, día en el que denunciaremos el sistema prostitucional y el mercado ilícito de los vientres de alquiler y marcharemos por el fin de la explotación sexual y reproductiva de las mujeres. 
Entendemos la prostitución como una forma de violencia extrema contra las mujeres y niñas. Es una institución fundacional patriarcal que explota económica y sexualmente a las mujeres. Un comercio ilícito construido por y para los hombres, cuya materia prima son los cuerpos de las mujeres y niñas. Además, la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la prostitución son…

La abolición de la prostitución es irrenunciable.

Ada Colau será, de nuevo, la alcaldesa de Barcelona. Asegura que Barcelona seguirá siendo una ciudad feminista y las feministas nos preguntamos en qué momento lo ha sido. El Ayuntamiento de una ciudad feminista ha de comprometerse firmemente con el cumplimiento y la defensa de los derechos de las mujeres y niñas, y luchar activamente por el fin de la opresión sexual. Sin embargo, el Ayuntamiento de Barcelona se ha convertido, a través de sus políticas, en perpetuador de la opresión sexual que dice que pretende erradicar. Las feministas sabemos que la prostitución es una institución fundacional patriarcal que ordena servicio sexual de mujeres a hombres, somos conscientes de que la prostitución es una práctica social opresiva cimentada en la explotación sexual de mujeres y niñas, que instituye un derecho de libre acceso a nuestros cuerpos; apuntalando así, la desigualdad entre sexos que se afirma incompatible con la democracia. La teoría feminista lleva 300 años conceptualizando en est…

Multiculturalismo y velo.

Recupero este artículo de 2011 de la maestra Celia Amorós (lo dejo al final de la publicación) , donde da una serie de pautas para centrar el debate sobre el velo y abordarlo desde la perspectiva feminista.
En primer lugar, debemos diferenciar los términos "multiculturalidad" y "multiculturalismo". Como explica en el artículo, con el término multiculturalidad "hacemos referencia al hecho sociológico de que diferentes culturas coexistan en el mismo ámbito geográfico. Cuando usamos el término multiculturalismo estamos denotando una tesis normativa acerca del modo en que deberían coexistir las diferentes culturas y, por vía de implicación, cómo tendrían que gestionarse políticamente tales diferencias". Por tanto, mulculturidad es un término descriptivo y multiculturalismo, un término normativo. En palabras de Amelia Valcarcel, "el multiculturalismo es un juicio sobre el hecho innegable de la multiculturalidad. Consiste en afirmar que es buena en sí y que…