Ir al contenido principal

"Para saber quien gobierna sobre ti, simplemente encuentra a quien no estás autorizado/a a criticar".



Todo mi apoyo a las compañeras argentinas, a FRIA / Feministas Radicales Independientes de Argentina, a Radar Feministas, a Alika Kinan y particularmente a Ana Marcocavallo que ha sido agredida en una asamblea "feminista" por decir "libertad de expresión, compañeras". Y es que, no estaban haciendo uso de tal libertad para llamar a la violencia, sino para proponer soluciones para erradicarla. Pretendían exponer su postura abolicionista del sistema prostitucional y la respuesta, fue la agresión. Lo aberrante es que haya personas que la justifiquen, afirmando que el discurso radical abolicionista de género es excluyente y agresivo. El género es una de las principales herramientas de sometimiento patriarcales, son roles impuestos en función del sexo, conforma una restricción al libre desarrollo de la personalidad y reduce nuestras posibilidades de acción y actuación en el mundo, exactamente, a la mitad, a lo convenido cultural y socialmente para cada sexo. ¿Cómo no vamos, pues, a tratar de eliminar esta socialización diferencial que nos daña a todas? El abolicionismo de género y de la prostitución son discursos de la liberación, no de odio. Esto es de lo que falsamente se nos acusa para legitimar e incitar a la violencia contra nosotras, las mujeres feministas. En múltiples ocasiones, hemos denunciado la infiltración de ideas y grupos patriarcales en el movimiento feminista. (Yo misma, la semana pasada, en este artículo https://tribunafeminista.elplural.com/…/la-apropiacion-pat…/). Y lo que ha pasado en Argentina es una evidencia clarísima. ¿O acaso hay algo más patriarcal que agredir a mujeres y culpabilizarlas a ellas de la violencia que sufren?
Muchas compañeras tienen miedo a posicionarse. Es legítimo, pues somos conocedoras de lo que ya ha pasado en países donde se han institucionalizado teorías antifeministas; y me refiero a ese “feminismo” queer, liberal, postmoderno y absolutamente despolitizado. 
Se invalida el valioso trabajo de compañeras, se echa a las feministas de sus propios espacios y se las acosa e insulta. Como digo, es legítimo y compresible este miedo, yo misma me disgusto y exaspero ante estas acusaciones mendaces y malintencionadas. Pero no podemos callarnos. Es kafkiano que denunciar la violencia sea lo violento, en lugar de la propia violencia. Llamarle a la explotación sexual y reproductiva, trabajo, a los discursos de justicia social, odio y, la connivencia y aprobación a todo ello por parte de quien se hace llamar feminista, nos hace pensar a muchas, que asistimos a una suerte de distopía feminista que como no la paremos, nos engullirá. 
Las feministas, en bloque, debemos condenar estos hechos. No tengamos miedo a hacerlo porque nos tachen de lo que no somos. Nos avala nuestra lucha, teoría y militancia. Estamos resistiendo a la infiltración de ideas y grupos patriarcales en el movimiento feminista. No es casualidad que esta actuación violenta esté siendo defendida por el lobby proxeneta. Lo seguiremos señalando, seguiremos resistiendo y, sobre todo, seguiremos hablando. Ante la violencia, resistencia y unión feministas. No permitamos nuestro silenciamiento.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Primera Marcha Abolicionista.

Desde Mujeres por la Abolición, convocamos una Marcha Abolicionista de la prostitución y de los vientres de alquiler el próximo 11 de mayo, en Barcelona. El movimiento feminista asiste a un momento histórico de expansión y popularización. Por esto, creemos necesario insistir en el carácter abolicionista de nuestro movimiento e impulsar diferentes iniciativas diseñadas a tal efecto.  Os pedimos que nos acompañéis el 11 de mayo, día en el que denunciaremos el sistema prostitucional y el mercado ilícito de los vientres de alquiler y marcharemos por el fin de la explotación sexual y reproductiva de las mujeres. 
Entendemos la prostitución como una forma de violencia extrema contra las mujeres y niñas. Es una institución fundacional patriarcal que explota económica y sexualmente a las mujeres. Un comercio ilícito construido por y para los hombres, cuya materia prima son los cuerpos de las mujeres y niñas. Además, la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la prostitución son…

La abolición de la prostitución es irrenunciable.

Ada Colau será, de nuevo, la alcaldesa de Barcelona. Asegura que Barcelona seguirá siendo una ciudad feminista y las feministas nos preguntamos en qué momento lo ha sido. El Ayuntamiento de una ciudad feminista ha de comprometerse firmemente con el cumplimiento y la defensa de los derechos de las mujeres y niñas, y luchar activamente por el fin de la opresión sexual. Sin embargo, el Ayuntamiento de Barcelona se ha convertido, a través de sus políticas, en perpetuador de la opresión sexual que dice que pretende erradicar. Las feministas sabemos que la prostitución es una institución fundacional patriarcal que ordena servicio sexual de mujeres a hombres, somos conscientes de que la prostitución es una práctica social opresiva cimentada en la explotación sexual de mujeres y niñas, que instituye un derecho de libre acceso a nuestros cuerpos; apuntalando así, la desigualdad entre sexos que se afirma incompatible con la democracia. La teoría feminista lleva 300 años conceptualizando en est…

Multiculturalismo y velo.

Recupero este artículo de 2011 de la maestra Celia Amorós (lo dejo al final de la publicación) , donde da una serie de pautas para centrar el debate sobre el velo y abordarlo desde la perspectiva feminista.
En primer lugar, debemos diferenciar los términos "multiculturalidad" y "multiculturalismo". Como explica en el artículo, con el término multiculturalidad "hacemos referencia al hecho sociológico de que diferentes culturas coexistan en el mismo ámbito geográfico. Cuando usamos el término multiculturalismo estamos denotando una tesis normativa acerca del modo en que deberían coexistir las diferentes culturas y, por vía de implicación, cómo tendrían que gestionarse políticamente tales diferencias". Por tanto, mulculturidad es un término descriptivo y multiculturalismo, un término normativo. En palabras de Amelia Valcarcel, "el multiculturalismo es un juicio sobre el hecho innegable de la multiculturalidad. Consiste en afirmar que es buena en sí y que…