Ir al contenido principal

Las consecuencias de la mala tipificación de los delitos sexuales en el Código penal.

La inconsciencia o ebriedad de la víctima no puede determinar que el hecho sea calificado como abuso en lugar de agresión sexual. Pero es así, por la carente "perspectiva de género"* en la tipificación de estos delitos en el Código penal. Si el legislador, como suele pregonar, quiere adaptarse a la realidad de sus tiempos, tendrá que regular escuchando a las juristas feministas y al movimiento feminista en general, que pedimos que independientemente de las circunstancias de la víctima y del hecho, una penetración no consentida ni deseada, es una violación. 
La violación es per se violenta e intimidatoria. Añadirle estos requisitos al tipo para que la conducta sea calificada como violación (agresión sexual) abre la veda de la interpretación judicial y por ende, a las más diversas conclusiones sobre qué es "violencia" o "intimidación". Y sabemos que la Judicatura interpreta y aplica las leyes. Pero sin perspectiva feminista en los delitos sexuales, a las mujeres se nos hace víctima dos veces. 
A las mujeres violadas nada les importa la interpretación judicial de los elementos del tipo. Lo que importa es que estos hechos gravísimos no sean relativizados en sentencias bajo términos (abuso) y penas que no resarcen debidamente a las víctimas. Esta no es la reparación que se espera de la Justicia. Vista la resistencia a aplicar la perspectiva feminista, que lo dejen claro en el Código penal: Ebria o sobria, con trastorno mental o no (otro de los supuestos del abuso) es violación. Pocas cosas más terribles y violentas podemos experimentar las mujeres. Modifiquen el Código penal si quieren que la Justicia ampare a las mujeres víctimas de violencia sexual.

*Utilizo al comienzo del texto, la expresión perspectiva de género por usar el término establecido jurídicamente. Lo entrecomillo porque me parece un término del todo desacertado. El género se debe erradicar; considero pues, que hablar de aplicar su perspectiva a cualquier materia es un error.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Primera Marcha Abolicionista.

Desde Mujeres por la Abolición, convocamos una Marcha Abolicionista de la prostitución y de los vientres de alquiler el próximo 11 de mayo, en Barcelona. El movimiento feminista asiste a un momento histórico de expansión y popularización. Por esto, creemos necesario insistir en el carácter abolicionista de nuestro movimiento e impulsar diferentes iniciativas diseñadas a tal efecto.  Os pedimos que nos acompañéis el 11 de mayo, día en el que denunciaremos el sistema prostitucional y el mercado ilícito de los vientres de alquiler y marcharemos por el fin de la explotación sexual y reproductiva de las mujeres. 
Entendemos la prostitución como una forma de violencia extrema contra las mujeres y niñas. Es una institución fundacional patriarcal que explota económica y sexualmente a las mujeres. Un comercio ilícito construido por y para los hombres, cuya materia prima son los cuerpos de las mujeres y niñas. Además, la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la prostitución son…

La abolición de la prostitución es irrenunciable.

Ada Colau será, de nuevo, la alcaldesa de Barcelona. Asegura que Barcelona seguirá siendo una ciudad feminista y las feministas nos preguntamos en qué momento lo ha sido. El Ayuntamiento de una ciudad feminista ha de comprometerse firmemente con el cumplimiento y la defensa de los derechos de las mujeres y niñas, y luchar activamente por el fin de la opresión sexual. Sin embargo, el Ayuntamiento de Barcelona se ha convertido, a través de sus políticas, en perpetuador de la opresión sexual que dice que pretende erradicar. Las feministas sabemos que la prostitución es una institución fundacional patriarcal que ordena servicio sexual de mujeres a hombres, somos conscientes de que la prostitución es una práctica social opresiva cimentada en la explotación sexual de mujeres y niñas, que instituye un derecho de libre acceso a nuestros cuerpos; apuntalando así, la desigualdad entre sexos que se afirma incompatible con la democracia. La teoría feminista lleva 300 años conceptualizando en est…

Multiculturalismo y velo.

Recupero este artículo de 2011 de la maestra Celia Amorós (lo dejo al final de la publicación) , donde da una serie de pautas para centrar el debate sobre el velo y abordarlo desde la perspectiva feminista.
En primer lugar, debemos diferenciar los términos "multiculturalidad" y "multiculturalismo". Como explica en el artículo, con el término multiculturalidad "hacemos referencia al hecho sociológico de que diferentes culturas coexistan en el mismo ámbito geográfico. Cuando usamos el término multiculturalismo estamos denotando una tesis normativa acerca del modo en que deberían coexistir las diferentes culturas y, por vía de implicación, cómo tendrían que gestionarse políticamente tales diferencias". Por tanto, mulculturidad es un término descriptivo y multiculturalismo, un término normativo. En palabras de Amelia Valcarcel, "el multiculturalismo es un juicio sobre el hecho innegable de la multiculturalidad. Consiste en afirmar que es buena en sí y que…