Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2019

Estudien lo que dicen defender.

Ayer me publicaron este artículo https://m.publico.es/columnas/110627980406/otras-miradas-la-teoria-queer-y-la-institucionalizacion-de-la-misoginia, un artículo crítico con la teoría queer y las leyes de identidad. No me han insultado más en mi vida. Menuda jauría Twitter. Me han acusado de tantas fobias que yo creo que las iban inventado sobre la marcha. Me han apodado la "jurista terf". Me han llamado cis-privilegiada, burguesa, puta escoria... Pero sin duda, mi favorito fue uno que me exigía que me callase y de paso, pagase mis impuestos ¿?!! 🤷🏼‍♀️😂.
Lo de esta gente no son postulados, son dogmas de fe. De ahí que respondan con virulencia y acoso, en lugar de racionalidad y contraargumentación.
Yo he explicado por qué creo que la teoría queer es una teoría antifeminista e individualista y por qué la institucionalización de esta teoría a través de las leyes de identidad, comprometen los espacios y derechos de las mujeres basados en el sexo. Su respuesta, además de lo ex…

La teoría queer y la institucionalización de la misoginia.

Explicaba Kate Millett que el sexo es una categoría social impregnada de política, que la relación entre los sexos es política porque es una relación de poder. Así era y es; las mujeres nos encontramos en una posición subordinada respecto a los hombres y esta subordinación se ha construido a través del género. El género es una unidad analítica fundamental de la teoría feminista que sirve para explicar el establecimiento y la reproducción de la desigualdad estructural de las mujeres. Es el conjunto de estereotipos y funciones que se asignan a la mujer por nacer mujer y al hombre por nacer hombre, y que se aprenden e interiorizan mediante  la diferente socialización de los sexos. El género explica realidades como la división sexual del trabajo o el mecanismo de exclusión de las mujeres, de la esfera de lo público. Es la piedra angular sobre la que asienta la jerarquía sexual, uno de los instrumentos de sometimiento patriarcal más perfectos y que como feministas, tenemos que luchar por …

El feminismo no es un nicho de mercado.

Para esto se hacen "feministas" algunas. Para ser influencers y vender cualquier cosa; ya veis, para ser, ni más ni menos, la imagen de un banco...
Que sí, que todas tenemos que vivir pero si nos presentamos como activistas feministas y se cuenta además, como es el caso de Moderna de Pueblo, con miles de lectores/as, debemos ser responsables y saber que hay líneas rojas claramente infranqueables. No me siento especialmente cómoda criticando a pretendidas compañeras. Pero en nombre de la sororidad, no podemos tolerar acciones que despolitizan y restan fuerza al movimiento feminista. Es una banalización perniciosa e irresponsable.
Qué daño están haciendo las formas neoliberales y las ínfulas protagónicas al feminismo.
El feminismo es un movimiento social, no un nicho de mercado.


La libertad individual en términos absolutos.

Hace dos días, escribí el tuit que veis en la imagen. Hoy, me siguen llegando contestaciones airadas de liberales diciendo que no todos defienden la venta de órganos y que quien vende un órgano, está tomando una decisión libre dentro de sus posibilidades, recurriendo además a la comparación entre explotaciones varias. Pues bien:
En condiciones de miseria, no hay decisiones libres, sino estrategias de supervivencia. Solo desde el más absoluto de los cinismos se puede defender como manifestación de la libertad individual, el sometimiento a prácticas que vulneran los derechos humanos y que ponen en riesgo la salud y vida de quienes se ven abocados/as a realizarlas.
Por otra parte, convendría que repasaran la teoría político-económica que defienden. Desde Locke hasta Nozick, abogan por una libertad individual tan amplia que sirva hasta para esclavizarse, llegando a defender conceptos como la "esclavitud civilizada" o la "esclavitud contractual". Y tampoco hace falta re…