Ir al contenido principal

La libertad individual en términos absolutos.

Hace dos días, escribí el tuit que veis en la imagen. Hoy, me siguen llegando contestaciones airadas de liberales diciendo que no todos defienden la venta de órganos y que quien vende un órgano, está tomando una decisión libre dentro de sus posibilidades, recurriendo además a la comparación entre explotaciones varias. Pues bien:
En condiciones de miseria, no hay decisiones libres, sino estrategias de supervivencia. Solo desde el más absoluto de los cinismos se puede defender como manifestación de la libertad individual, el sometimiento a prácticas que vulneran los derechos humanos y que ponen en riesgo la salud y vida de quienes se ven abocados/as a realizarlas.
Por otra parte, convendría que repasaran la teoría político-económica que defienden. Desde Locke hasta Nozick, abogan por una libertad individual tan amplia que sirva hasta para esclavizarse, llegando a defender conceptos como la "esclavitud civilizada" o la "esclavitud contractual". Y tampoco hace falta remontarse a textos pasados. Tenemos a charlatanes bien conocidos que gustan de llamarnos neoinquisidores/as y moralistas a quienes respetamos los derechos humanos, pidiendo regular el "mercado de compra-venta de órganos" (véase el artículo de Juan Ramón Rallo, "Venda un órgano, salve una vida" ). Son los mismos que piden la regulación de la prostitución y los vientres de alquiler; pues no tener más principio que el del libre mercado, lleva a propugnar que los seres humanos somos objeto de comercio.
Ricos comprando a pobres, hombres comprando a mujeres.
Quienes anteponemos la vida y dignidad humana a sus mercados, denunciamos estas patrañas neoliberales que hablan en términos absolutos de la libertad individual, sin análisis de ningún tipo de condicionamiento.
No es el mercado amigos, son sus ganas de esclavizar a quien no tiene más opción que el sometimiento.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Primera Marcha Abolicionista.

Desde Mujeres por la Abolición, convocamos una Marcha Abolicionista de la prostitución y de los vientres de alquiler el próximo 11 de mayo, en Barcelona. El movimiento feminista asiste a un momento histórico de expansión y popularización. Por esto, creemos necesario insistir en el carácter abolicionista de nuestro movimiento e impulsar diferentes iniciativas diseñadas a tal efecto.  Os pedimos que nos acompañéis el 11 de mayo, día en el que denunciaremos el sistema prostitucional y el mercado ilícito de los vientres de alquiler y marcharemos por el fin de la explotación sexual y reproductiva de las mujeres. 
Entendemos la prostitución como una forma de violencia extrema contra las mujeres y niñas. Es una institución fundacional patriarcal que explota económica y sexualmente a las mujeres. Un comercio ilícito construido por y para los hombres, cuya materia prima son los cuerpos de las mujeres y niñas. Además, la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la prostitución son…

La abolición de la prostitución es irrenunciable.

Ada Colau será, de nuevo, la alcaldesa de Barcelona. Asegura que Barcelona seguirá siendo una ciudad feminista y las feministas nos preguntamos en qué momento lo ha sido. El Ayuntamiento de una ciudad feminista ha de comprometerse firmemente con el cumplimiento y la defensa de los derechos de las mujeres y niñas, y luchar activamente por el fin de la opresión sexual. Sin embargo, el Ayuntamiento de Barcelona se ha convertido, a través de sus políticas, en perpetuador de la opresión sexual que dice que pretende erradicar. Las feministas sabemos que la prostitución es una institución fundacional patriarcal que ordena servicio sexual de mujeres a hombres, somos conscientes de que la prostitución es una práctica social opresiva cimentada en la explotación sexual de mujeres y niñas, que instituye un derecho de libre acceso a nuestros cuerpos; apuntalando así, la desigualdad entre sexos que se afirma incompatible con la democracia. La teoría feminista lleva 300 años conceptualizando en est…

Los testimonios de las "ex-actrices" lo dejan claro: la pornografía es violencia.

Seguro que los defensores del porno conocen a Mia Khalifa, una de sus "estrellas". Espero que ahora, tengan la decencia de escucharla. Habla de miedo, intimidación, abuso, de estrés postraumático. Explica lo que las feministas denunciamos: el porno es violencia, misoginia exacerbada. 
Subí este vídeo y este texto hace unas horas a Twitter. Tengo las menciones plagadas de varones ofendidos descalificándome de las más variadas formas. Sin duda, mi favorita es la de "neomonja" 😂, porque reivindicar una sexualidad libre de violencia te convierte a ojos de quien no está dispuesto a aceptarlo, en puritana o "feminazi" exagerada. No les ofende el abuso, sino la denuncia del abuso. Se proclaman arduos defensores de la "libertad" de las mujeres, la libertad de serviles sexualmente, claro. Resulta patético ver las tentativas de defensa y legitimación de la violencia sexual que supone el porno. Sean seres humanos decentes, cociéncense y repudien el porno. …