Ir al contenido principal

Segundo Congreso Feminista Internacional: en defensa del sujeto político.

En Argentina no se garantiza un derecho básico de las mujeres como es el derecho a aborto. En lo que va de año han sido asesinadas 275 mujeres. Sin embargo, antes de acometer medidas que palien esta violencia y corrijan la vulneración de los derechos de las mujeres, han decidido aprobar una “ley de identidad de género” que socava los derechos basados en el sexo. Lo primero sucede por la conocida resistencia patriarcal al avance feminista. Lo segundo porque instituir leyes funcionales al sistema que además son presentadas como conquistas “por y para la diversidad”, dan apariencia de avance social y causan un cómodo letargo a parte de un electorado progresista que probablemente no esté informado de las consecuencias jurídico-políticas que para las mujeres tienen este tipo de leyes. No contentos con la ley de 2012, se ha presentado un proyecto de ley el año pasado llamado “Ley contra la asignación sexual compulsiva” cuyo primer artículo aboga por eliminar la categoría de "sexo" de cualquier documento público o privado y que establece una definición acientífica, peregrina más bien, del “sexo” y una definición antifeminista y falaz del “género” porque dice que este se impone en base a la “falsa noción de sexo”, como si el género fuese impuesto según lo que cada uno manifestara ser. Al igual que el pobre puede decir que es rico, que seguirá siendo pobre y sufriendo las consecuencias de su posición de clase, la mujer puede decir que es hombre, que seguirá siendo mujer y sufriendo las consecuencias de su posición en la jerarquía sexual.
Que nos expliquen los legisladores cómo van a aplicar las medidas que corrigen la discriminación por razón de sexo, si el sexo no existe. Que nos expliquen también cómo van a garantizar los derechos y espacios basados en el sexo (derecho al aborto, derecho a salud sexual y reproductiva, derecho a baja por maternidad y lactancia, categorías deportivas femeninas…) si el sexo deja de ser una realidad para convertirse en un espectro. Las feministas estamos alertando de que esta legislación conlleva la negación de la desigualdad estructural entre mujeres y hombres. No hay pátina de diversidad ni apariencia de transgresión que nos engañe a muchas. Y menos, cuando sucede en países que no reconocen derechos consolidados para las mujeres en buena parte del mundo.
Por esto y ante esta nueva proposición de ley, las compañeras argentinas han decidido organizarse y hablar claro sobre las implicaciones de estas normas jurídicas que dan fuerza de ley a los antifeministas y desatinados postulados queer.
El 15 y 16 de mayo se celebrará en Buenos Aires el Segundo Congreso Feminista Internacional, en defensa del sujeto político.
Apunten la fecha, compañeras. Es hora de hablar en todas partes. Gracias al colectivo Trece Rosas por organizarlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los testimonios de las "ex-actrices" lo dejan claro: la pornografía es violencia.

Seguro que los defensores del porno conocen a Mia Khalifa, una de sus "estrellas". Espero que ahora, tengan la decencia de escucharla. Habla de miedo, intimidación, abuso, de estrés postraumático. Explica lo que las feministas denunciamos: el porno es violencia, misoginia exacerbada.  Subí este vídeo y este texto hace unas horas a Twitter. Tengo las menciones plagadas de varones ofendidos descalificándome de las más variadas formas. Sin duda, mi favorita es la de "neomonja"  😂 , porque reivindicar una sexualidad libre de violencia te convierte a ojos de quien no está dispuesto a aceptarlo, en puritana o "feminazi" exagerada. No les ofende el abuso, sino la denuncia del abuso. Se proclaman arduos defensores de la "libertad" de las mujeres, la libertad de serviles sexualmente, claro. Resulta patético ver las tentativas de defensa y legitimación de la violencia sexual que supone el porno. Sean seres humanos decentes, cociéncense y repudien el porno

Yo apoyo al Partido Feminista de España.

Pese a quien le pese, Lidia Falcón es historia viva del feminismo y de la lucha antifascista. Quienes la acusan de transfobia, deberían saber que ella estaba sacando de comisaría a transexuales antes de que ellos hubiesen nacido. Quienes nos acusan de transfobia, deberían saber que nosotras defenderemos los derechos de las personas transexuales antes que cualquiera de ellos, que centran su "activi smo" en hostigar a mujeres feministas y acusarnos de las más variopintas fobias. A nosotras nos avala nuestro trabajo, nuestro compromiso con los derechos humanos. Abogamos por medidas de no discriminación. Ello no pasa por aprobar leyes de identidad que vulneran los derechos basados en el sexo. Por eso  #YoApoyoAlPFE  porque hasta el final y aún con todas las consecuencias, han defendido los derechos y espacios de las mujeres. La foto es de hace unos días en Madrid con Lidia, en el congreso del Partido Feminista. Hoy y siempre, con ella y con todas las feministas apasionadas y vali

"Para saber quien gobierna sobre ti, simplemente encuentra a quien no estás autorizado/a a criticar".

Todo mi apoyo a las compañeras argentinas, a   FRIA / Feministas Radicales Independientes de Argentina , a   Radar Feministas , a   Alika Kinan   y particularmente a  Ana Marcocavallo   que ha sido agredida en una asamblea "feminista" por decir "libertad de expresión, compañeras". Y es que, no estaban haciendo uso de tal libertad para llamar a la violencia, sino para proponer soluciones para erradicarla. Pretendían exponer su postura abolicionista del sistema prostitucional y la respuesta, fue la agresión. Lo aberrante es que haya personas que la justifiquen, afirmando que el discurso radical abolicionista de género es excluyente y agresivo. El género es una de las principales herramientas de sometimiento patriarcales, son roles impuestos en función del sexo, conforma una restricción al libre desarrollo de la personalidad y reduce nuestras posibilidades de acción y actuación en el mundo, exactamente, a la mitad, a lo convenido cultural y socialmente pa